1.6.11

Invitada Boda



Este sábado fui como invitada a una boda "deluxe" en Madrid, en una pequeña iglesia dentro de La Moraleja, con su correspondiente poderío, claro... No era una boda más, ni por los novios ni por el lugar donde la celebraron, así que el momento requería algo especial. Opté por un vestido de cóctel gris plata de una pequeña boutique de Alicante, palabra de honor, escote corazón y falda abullonada.


Los complementos fueron los protagonistas del outfit. Todos ellos en negro.








Elegí sandalia negra con plataforma y bolso de mano tipo clutch también negro, ambos de Pedro Miralles (SS' 10) y el accesorio de la temporada: el tocado (SS'11). Debo confesar que es la primera vez que me ponía uno, y reconozco que me encantó el resultado, por el toque tan chic que conseguí. Este es de Johanna Schut.

No hay comentarios:

Publicar un comentario